Fototrampeo. Corzos en los Bosques del Berguedà

Estos últimos tres meses hemos tenido montada una cámara trampa en el interior de un bosque del pre Pirineo del Berguedà. En abril rastreamos y escogimos una posible senda que parecía un paso de fauna natural, que conducía a un pequeño río de la zona y que resultó ser bastante transitada, la verdad es que podemos decir que tuvimos suerte. Como resultado, en estos tres meses hemos conseguido grabar un poco de todo, una pequeña representación de los animales que suelen vivir en las profundidades de nuestros bosques.

En esta entrada explico donde colocamos la cámara y nuestra primera caza fotográfica de abril: https://quaderndenatura.blog/2019/04/22/fototrampeo-en-bosques-del-bergueda-y-nuestra-primera-garduna

Pero, con diferencia, la especie que más ha grabado nuestra cámara, ha sido el corzo.


EL CORZO, EL DUENDE DE LOS BOSQUES

Dicen del Corzo (Capreolus capreolus) que es el duendecillo de los bosques. Por su sigilo y precaución máxima, es bastante difícil que se deje ver, suele detectarnos mucho antes de que nos aproximemos a él y desaparece como un rayo en la espesura de los bosques. Por eso las cámaras trampa son ideales para grabar y fotografiar a este animal sin interferir en su vida diaria. En el siguiente video puedes ver algunos de los corzos que grabó nuestra cámara. En el vídeo aparecen machos jóvenes con la cornamenta de primer año, con tan solo una punta y hembras sin cornamenta.

El Corzo es el cérvido más pequeño que habita en nuestro territorio, del tamaño de una cabra, el macho no suele sobrepasar los 30 kilos.

En invierno su pelaje es más tupido y de color grisáceo. Lo muda en primavera transformándose en color pardo rojizo.

La cornamenta de los machos es pequeña y en la edad adulta no suelen tener más de tres puntas. Cada noviembre pierden las cuernas (fenómeno que se llama desmogue) para volverlas a tener listas en primavera. En el video de abajo puedes observar un macho adulto y su cornamenta en todo su esplendor.


LA LADRA DEL CORZO

Los corzos ladran. Si, si. La primera vez que lo ví en un vídeo de un compañero me quedé sorprendido con la similitud al ladrido de un perro. Suelen ladrar cuando se asustan para dar la alarma y sobretodo cuando están enfadados. ¿Y cuando están más enfadados? Pues en la época de celo que comienza a principios de verano y suele durar algo más de un mes. El ladrido es un tipo de aviso, para reclamar su territorio y para ahuyentar a posibles competidores por las hembras de su zona. Y a veces pueden llegar a enfrentarse o luchar, chocando sus cuernas.

En el siguiente video puedes escuchar ladrar a un corzo que conseguimos grabar muy enfadado, seguramente persiguiendo o ahuyentando a otro macho.


LA GESTACIÓN EN DIFERIDO O DISPAUSA EMBRIONARIA

A pesar de que la época de celo del corzo es en verano, los corcinos (crías de corzo) no nacen hasta finales de la siguiente primavera. La gestación suele durar casi unos 5 meses así que si haces números no cuadra su época de celo con el nacimiento de los pequeños corcinos. Así pues las hembras de corzo pueden controlar su embarazo, es decir, no dejan que se desarrollen los embriones hasta que las condiciones ambientales sean propicias para el nacimiento de estos. En este artículo puedes leer más sobre esta curiosa característica: http://gestiberian.com/gran-secreto-del-corzo-la-dipausa-embrionaria

Los corcinos suelen nacer entre mayo y junio, las corzas pueden llegar a dar a luz a tres, aunque no suele ser muy común. Son muy vulnerables los primeros días, estando a merced de los depredadores. En el siguiente video puedes ver a varios corcinos acompañados de su madre. Fué increíble el día que recogimos la cámara y vimos que habíamos conseguido grabar a tantos chiquitines.

Algo que debes saber y que es muy importante. Si algún día vas por el bosque y encuentras un corcino tumbado en el suelo, NO LO TOQUES!! No está abandonado, su madre anda por los alrededores buscando comida y vuelve varias veces al día a alimentarlo. Por culpa de la creencia de que estos pequeños están abandonados muchos son llevados a centros de recuperación de fauna en donde es realmente difícil alimentarlos y conseguir que sigan adelante. Si te llevas un corcino lo estarás sentenciando a muerte.


Como último apunte, simplemente explicar que los corzos están en expansión por todo el territorio catalán. Las razones son un aumento de la masa forestal y arbustiva en los últimos años y la falta de un depredador natural que pueda regular sus poblaciones. He oído que ya se han avistado corzos en el Massís de Montserrat y en las sierras de Garraf y de Ordal, no muy lejos de casa, así que ojalá que un futuro no muy lejano podamos tener poblaciones estables de esta especie a tocar de Barcelona y por supuesto que esto atraiga a uno de sus mayores predadores, el lobo.

Comparto una infografía muy completa sobre el corzo, extraída de una revista de caza y que aporta muchos datos sobre la especie.

Ciclo del CORZO

PARA DESCARGAR EN PDF: Ciclo-anual-del-corzo

Así que espero que te haya resultado interesante nuestra pequeña experiencia de tres meses grabando corzos por bosques del Berguedà, ya sabes si te ha gustado esta entrada o tienes cualquier duda, puedes dejarnos un comentario más abajo, mil gracias por leernos 😉

4 comentarios sobre “Fototrampeo. Corzos en los Bosques del Berguedà

    1. Muchas gracias por comentar Jordi, me alegra que te guste el blog 😉 Esto de las cámaras trampa ha sido todo un descubrimiento para nosotros, una pasada los resultados que puedes obtener.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.